Search
Close this search box.

Carrefour anunció el objetivo de alcanzar la neutralidad de carbono para 2040

Para lograrlo, Carrefour pretende reducir al máximo las emisiones derivadas de sus actividades en origen. En particular, implicará la utilización de electricidad completamente renovable de aquí a 2030, la sustitución de todos los refrigerantes fluorados por fluidos naturales y la mayor reducción del consumo de energía.

Tras la COP21 de 2015, Carrefour aumentó sus objetivos de reducción de sus emisiones de CO2. A continuación, fijó un nuevo camino de reducción aprobado por la iniciativa Science-Based Target (STBi) en 2020, para mantener el aumento del calentamiento global por debajo de 2 °C para 2100.

En 2020, los objetivos fijados por Carrefour en el marco de las iniciativas de Science-Based Target (SBTi) eran los siguientes: una reducción del 30% de las emisiones para 2030 y una reducción del 55% para 2040 (en comparación con los niveles de 2019). Esto equivale a una reducción anual de las emisiones del 2,5% (para una vía “muy por debajo de los 2 °C”, aprobado por la iniciativa SBTi como compatible con el mantenimiento del calentamiento global por debajo de 2°C para 2100).

Según informan fuentes de la empresa, Carrefour va por delante de estos objetivos, ya que redujo las emisiones un 9% en 2020 en comparación con 2019. Por esa razón, el plan de acción del Grupo para alcanzar la neutralidad en carbono consistirá en reducir las emisiones de CO2 resultantes de sus actividades en origen, abordando los siguientes ámbitos: reducir las emisiones resultantes de las actividades del Grupo en un 50% para 2030 (en comparación con niveles de 2019) y luego en un 70% para 2040 (en comparación con los niveles de 2019), un objetivo alineado con el escenario de 1,5°C del SBTi. Para ello, Carrefour:

  • Utilizará energía 100% renovable para 2030: Para poder hacerlo, el Grupo dará prioridad a la producción in situ -producir electricidad para su propio uso o inyectarla en la red-. El consumo de electricidad representó el 58% de las emisiones de gases de efecto invernadero en 2020.
     
  • Reducirá el consumo de energía en un 27,5% para 2030 (en comparación con los niveles de 2019): lo que equivale a más de un millón de MWh al año y a una reducción de 240.000 toneladas de CO2. Esta reducción equivale a un ahorro energético anual de 100 millones de euros. El consumo de energía representó el 66% de las emisiones de gases de efecto invernadero en 2020.
     
  • Reducirá las emisiones derivadas del uso de refrigerantes en un 50% para 2030 y en un 80% para 2040: esto implica la sustitución de los refrigerantes fluorados por nuevas instalaciones que utilizan CO2, en cumplimiento de la normativa europea sobre gases fluorados. El consumo de refrigerantes representó el 34% de las emisiones de CO2 en 2020.

(Noticia originalmente publicada en ComunicarSe)

Contenido relacionado

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad