Search
Close this search box.

La OIT llega a un acuerdo sobre los “salarios vitales”

Los expertos coincidieron en que los salarios decentes son fundamentales para el desarrollo económico y social y para avanzar en la justicia social. También en que desempeñan un papel esencial en la reducción de la pobreza y la desigualdad y para garantizar una vida decente y digna.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha alcanzado un acuerdo sobre la cuestión de los salario vitales. Abre el camino a nuevos trabajos de la OIT sobre la estimación, operacionalización, y sobre el compromiso con las iniciativas vinculadas a la temática.

Según los expertos, el concepto de salario vital se refiere “al nivel salarial necesario para permitir un nivel de vida decente a los trabajadores y sus familias, teniendo en cuenta las circunstancias del país y calculado para el trabajo realizado durante las horas normales de trabajo“.

El acuerdo establece que la estimación de los salarios vitales debe seguir una serie de principios, entre ellos el uso de metodologías basadas en pruebas y datos sólidos, consultas con las organizaciones de trabajadores y empleadores, transparencia, disponibilidad pública y la consideración de los contextos regionales y locales y las realidades socioeconómicas y culturales.

Explican que los salarios vitales deben lograrse mediante procesos de fijación de salarios acordes con los principios de la OIT. Esto incluye el fortalecimiento del diálogo social y la negociación colectiva y la capacitación de las instituciones de fijación de salarios. El documento también recuerda que “las necesidades de los trabajadores y sus familias y los factores económicos son los dos pilares de los procesos de fijación de salarios“.

Los salarios vitales no deben seguir un enfoque único y deben reflejar las diferencias locales o regionales dentro de los países“, señala el documento que esboza los detalles del acuerdo sobre salarios vitales, y añade que una estrategia sostenible para promover salarios vitales, “debe ir más allá del ámbito de los mecanismos de fijación de salarios por sí solos e incluir una consideración más amplia de factores“.

Desde la OIT sostienen que a largo plazo se ha registrado una tendencia mundial positiva de los salarios medios. Sin embargo, millones de trabajadores de todo el mundo -tanto en la economía formal como en la informal- siguen ganando salarios muy bajos en comparación con el coste de la vida y viven en la pobreza. Estos trabajadores y sus familias no pueden permitirse una alimentación sana, una vivienda digna, atención médica o escolarización para sus hijos.

Contenido relacionado

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad