Search
Close this search box.

El mundo sigue estando lejos de encaminarse en la lucha contra la contaminación plástica

Como una gran parte de la industria mundial de envases de plástico aún no ha tomado medidas y las empresas firmantes del Compromiso Global probablemente no alcanzarán los objetivos clave para 2025, el mundo no está en camino de eliminar los desechos plásticos y la contaminación, destaca una nueva publicación de la Fundación Ellen MacArthur.

El mayor esfuerzo voluntario mundial para abordar la contaminación y los desechos plásticos muestra que es posible lograr avances en una cuestión ambiental apremiante, pero ahora se necesitan medidas más estrictas para frenar la crisis, según “The Global Commitment” de la Fundación Ellen MacArthur.

Los autores destacan que desde 2018 más de 1.000 organizaciones han dado su respaldo al Compromiso Global, liderado por la Fundación en colaboración con el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, para evitar que los envases de plástico se conviertan en residuos.

En los últimos cinco años, las empresas firmantes (que representan el 20% de la industria mundial de envases de plástico) han superado significativamente a sus pares en lo que respecta a tomar medidas positivas para abordar los desechos plásticos. Además, han reducido sustancialmente el uso de varios artículos plásticos problemáticos y evitables, estabilizaron el uso de plásticos vírgenes y duplicaron con creces su proporción de contenido reciclado.

Para tomar magnitud de los avances, el informe explica que al aumentar el uso de plásticos reciclados en 1,5 millones de toneladas por año, los firmantes están dejando el equivalente a un barril de petróleo en el suelo cada dos segundos, además de evitar 2,5 millones de toneladas de emisiones de gases de efecto invernadero.

Sin embargo, como una gran parte de la industria aún no ha tomado medidas y las empresas firmantes probablemente no alcanzarán los objetivos clave para 2025, el mundo no está en camino de eliminar los desechos plásticos y la contaminación.

La Fundación predice que 20 billones de artículos de embalaje flexible, como envoltorios, bolsas y bolsitas, terminarán en el océano para 2040, a menos que existan políticas vinculantes y medidas regulatorias más ambiciosas combinadas con una mayor acción empresarial.

Los aprendizajes del Compromiso Global durante los últimos cinco años han demostrado que es posible lograr avances significativos para mantener los recursos fósiles en el suelo y los plásticos fuera del océano. Cuando dimos nuestros primeros pasos en este camino, las acciones sobre este tema fueron limitadas. Los esfuerzos de los últimos cinco años nos han permitido dar un gran paso adelante. Ahora sabemos que es posible avanzar en la lucha contra los residuos plásticos a escala mundial y dónde están los principales obstáculos que impiden mayores cambios. Pero el mundo aún está lejos de solucionar la crisis de contaminación plástica. Ahora se necesita el instrumento internacional jurídicamente vinculante sobre la contaminación plástica que se está negociando actualmente, junto con una acción empresarial acelerada. No podemos elegir entre ninguna de estas medidas; ambas son cruciales para garantizar que el progreso avance más y más rápido”, afirmó Sander Defruyt, líder de la Iniciativa sobre Plásticos de la Fundación Ellen MacArthur.

En los últimos cinco años, el Compromiso Global ha demostrado cómo se puede frenar la contaminación plástica, al tiempo que arroja luz sobre los ‘puntos débiles’ que deben abordarse para lograr que el rediseño del sistema sea correcto. Más de la mitad (53%) de los gobiernos signatarios que informaron han establecido objetivos cuantitativos para acelerar el progreso en materia de reutilización y promover el rediseño de sistemas para favorecer alternativas más reciclables y, cuando sea relevante, compostables. La negociación en curso para un instrumento internacional jurídicamente vinculante es una oportunidad para acordar reglas, medidas e incentivos para un entorno propicio para poner fin a la contaminación plástica. Los gobiernos, las empresas y todas las partes interesadas relevantes deben actuar con unidad para garantizar que no perdamos esta oportunidad histórica”, agregó Sheila Aggarwal-Khan, Directora de la División de Industria y Economía del PNUMA.

Desde la Fundación Ellen MacArthur concluyen que para lograr un cambio global, los líderes de la industria tienen obstáculos clave que superar en torno a la ampliación de los modelos de negocio de reutilización; abordar los residuos de envases flexibles y la contaminación, particularmente en los países con las tasas más altas de fuga de plásticos; y el establecimiento de infraestructura para la recolección, reutilización y reciclaje, respaldado por políticas de Responsabilidad Extendida del Productor (REP).

Más información:

(Noticia originalmente publicada en ComunicarSe)

Contenido relacionado

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad