Search
Close this search box.

Los fondos ESG y la industria energética entran en colisión en el Estado de Texas

El Contralor de Texas, Glenn Hegar, anunció que una lista de empresas financieras boicotean a las empresas de energía bajo el paraguas de los criterios ESG. El listado alcanza a compañías como Blackrock y UBS, entre otras.

La lista inicial incluye 10 empresas financieras. Adicionalmente, personal de la Contraloría realizó una investigación sobre fondos de inversión individuales, generando una lista de cerca de 350 fondos que están sujetos a las mismas disposiciones que las empresas.

Desde el Contralor de Texas plantean que las empresas que cotizan en bolsa están sujetas a las disposiciones de desinversión descritas en el Capítulo 809 del Código del Gobierno de Texas, que define a una empresa financiera como una empresa de servicios financieros, banca o inversión que cotiza en bolsa. La publicación del listado, que mantiene la Contraloría, obedece a un exhaustivo período de investigación y desarrollo de procesos.

El movimiento medioambiental, social y de gobierno corporativo (ESG) ha producido un sistema opaco y perverso en el que algunas empresas financieras ya no toman decisiones en el mejor interés de sus accionistas o clientes, sino que utilizan su influencia financiera para impulsar un cambio social y de agenda política envuelta en secreto”, dijo Hegar. “Nuestra revisión se centró en el boicot a las empresas de energía, en lugar de una revisión de todo el movimiento ESG. Esta investigación descubrió una falta sistémica de transparencia que debería preocupar a todos los estadounidenses, independientemente de su ideología política, especialmente el uso de doble discurso por parte de algunas instituciones financieras, ya que se involucran públicamente en la retórica contra el petróleo y el gas, pero presentan una historia muy diferente a puerta cerrada. Esta lista representa nuestro esfuerzo inicial para arrojar luz sobre las entidades que están involucradas en estas prácticas y crear algo de claridad para los tejanos cuyos dólares de impuestos pueden estar trabajando para socavar directamente la salud económica de nuestro Estado”.

Junto con la lista de empresas financieras de Texas que supuestamente boicotean a las empresas de energía, el sitio web de la Contraloría incluye información adicional y respuestas a preguntas frecuentes sobre el proceso de cotización y la investigación realizada por el personal de la Contraloría, que aprovechó la investigación existente, las declaraciones públicas y los datos disponibles públicamente para crear la lista. Hegar también realizó solicitudes de verificación mediante el envío de cartas solicitando información adicional a las empresas y administradores de fondos para finalizar los candidatos aptos para la cotización.

La falta de transparencia en el sector se sumó al desafío que enfrentamos para recopilar la información necesaria, y reconozco que probablemente habrá desacuerdos sobre si una compañía financiera en particular es un candidato adecuado para cotizar”, dijo Hegar. “Seguiremos perfeccionando este proceso y reuniendo información adicional sobre cómo estas empresas pueden estar boicoteando a las empresas de energía. Estoy particularmente interesado en el activismo equivocado que rodea al voto por poder. Algunas de estas empresas pueden estar utilizando inversiones esencialmente propiedad de Texas para impulsar directamente iniciativas de los accionistas que van en contra de los intereses de nuestro Estado”.

Las entidades gubernamentales estatales sujetas a las prohibiciones de inversión y los requisitos de desinversión en el estatuto incluyen: Sistema de Jubilación de Empleados de Texas, Sistema de Jubilación de Maestros de Texas, Sistema de Jubilación Municipal de Texas, Sistema de Jubilación del Condado y Distrito de Texas, Sistema de Jubilación de Servicios de Emergencia de Texas y el Fondo Escolar Permanente.

La publicación de la lista se produce cuando los tejanos continúan enfrentando costos de energía elevados e inestabilidad global, junto con cuellos de botella en la cadena de suministro y un entorno regulatorio federal cada vez más hostil que afecta la exploración y producción de nueva energía doméstica.

Se necesita una cartera de energía diversa para que Texas satisfaga nuestras necesidades energéticas futuras, y una industria de petróleo y gas de Texas vibrante es una fuerza estabilizadora en el entorno económico y geopolítico actual”, dijo Hegar. “Mi mayor preocupación es la narrativa falsa que han creado los cruzados ambientales en Washington, D.C. y Wall Street de que nuestra economía puede hacer una transición completa lejos de los combustibles fósiles, cuando, de hecho, serán parte de nuestra vida cotidiana en el futuro previsible. Una desinversión completa de la industria no solo es poco práctica e ilógica, sino que va en contra del bienestar económico de Texas y de nuestros ciudadanos”.

(Noticia originalmente publicada en ComunicarSe)

Contenido relacionado

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad